La estudiante danesa Sia Hurtigkarl Degel se ha graduado del departamento de Hombre e Identidad de la Design Academy Eindhoven, en Holanda, con una colección de joyería contemporánea que busca extender la vida útil de la ropa bajo una lógica de ”armario compartido”. Se trata de accesorios que permiten personalizar la ropa prestada para adaptarla a los estilos y deseos propios.

”Compartiremos, pediremos prestados y reutilizaremos cada vez más productos, y eso también cuenta para la ropa. Pero la moda compartida requiere una nueva mentalidad. En lugar de diseñar y comprar nuevos atuendos, necesitamos encontrar formas de personalizar los diseños existentes.” dice Sia Hurtigkarl Degel.

La colección de joyas para sastrería ”Trashures” (mezcla de tesoro y basura) permite modificar el ancho de los hombros o acortar la falda sin cortar o coser. Al combinar materiales como el precioso coral y la plata con plástico y vidrio, las piezas enfatizan la visión general de la colección: “La basura de una persona es el tesoro de otra persona”.

”La moda compartida genera un cambio en la mentalidad del consumidor. Estamos sobrecargados con prendas pero aún queremos nuevos atuendos. ¿Qué se diseñará cuando ya no se soliciten nuevos atuendos completos pero se solicite la modificación de las prendas existentes?” pregunta Sia Hurtigkarl Degel.