Durante los últimos dos últimos años, el estudio noruego Snøhetta ha estado abordando el problema del plástico, uno tan preocupante como el cambio climático, con un proyecto de investigación relacionado con el material. El objetivo ha sido entender el plástico como material, su recorrido y su huella en la cadena de valor, así como sus cualidades inherentes. Con este material, el estudio quiere cambiar la actitud de la gente hacia el plástico usado, desde tratarlo como un desperdicio hasta verlo como un recurso valioso que ofrece muchas posibilidades diferentes una vez que ha cumplido su propósito original.

Resultado de lo anterior es la silla S-1500 de Snøhetta, hecha de plástico 100% reciclado, realizada en colaboración con el fabricante de muebles Nordic Comfort Products (NCP), proviene de una piscicultura del norte de Noruega, mientras que el bastidor auxiliar está hecho de acero reciclado. Al eliminar la necesidad de utilizar nueva materia prima en la producción, la silla ha obtenido una huella de carbono que es una de las más bajas del mercado.

El cuerpo de la silla se crea al procesar y moler redes de pesca desgastadas, cuerdas y tuberías en un granulado que se puede inyectar en el encofrado, generando infinitas posibilidades para desarrollar nuevos objetos y formas. Gracias a esto, la silla S-1500 es un rediseño estructural de la clásica silla modernista noruega R-48 de Bendt Winge de finales de la década de 1960, también producida por NCP.

”El proyecto contribuye a la construcción de una economía circular local, ya que emplea residuos plásticos de la industria local para producir sillas en la misma área. Con el fin de reducir la necesidad de producir plástico nuevo y virgen, los consumidores y la industria deben reconocer el valor inherente al plástico usado y encontrar formas de sustituir el plástico virgen con material reciclado.”, dice Snøhetta.

Debido a su técnica de producción y diferentes composiciones plásticas, el patrón de cada silla será único, incluso si la silla se produce en masa. Con una superficie mate de color verde oscuro que se asemeja al mármol, la silla S-1500 cuenta la historia del plástico en un viaje de redes de pesca en el mar del norte, a las instalaciones de producción de NCP y, finalmente, termina como una silla en una escuela, un hogar o una instalación pública.