La startup austriaca SmartFlower se ha inspirado en la forma de un girasol y en principios de la botánica para diseñar un sistema de paneles fotovoltaicos que, al igual que los pétalos de una flor, se dirigen hacia el sol para captar la mayor cantidad de radiación sobre una superficie de 18m2 que tiene la forma de una flor.

El sistema de energía solar todo en uno de SmartFlower POP es un dispositivo doméstico tipo “plug-and-play” (enchufar y usar) que toma la forma de una flor para desplegar sus pétalos con los primeros rayos del sol. Apenas se acciona el dispositivo comienza a producir electricidad para una ducha caliente, la máquina de café, la radio, la lavadora, el refrigerador y cuanto artículo electrónico se encuentre en el hogar. Esto porque gracias a un sistema de seguimiento de sol de doble eje, los paneles no abandonan la trayectoria del sol durante todo el día, lo que permite al módulo producir 40 veces más energía que un panel solar estático.

smart-flower-captador-panel-solar-forma-flor-catalogodiseno (2)