En nombre del armador Holmøy Maritime, Snøhetta ha diseñado el Área Industrial de Holmen, una instalación de pesca de 6,000 metros cuadrados altamente sofisticada y colorida situada en el lado este de Sortlandssundet, en el archipiélago de Vesterålen en el norte de Noruega. Al reunir a todos los empleados e instalaciones de primer nivel en el mismo sitio, esta nueva y audaz instalación garantiza el éxito internacional continuo de las regiones dentro de la segunda industria más grande de Noruega: una industria con un valor de más de mil millones de dólares anuales.

La nueva instalación difumina de manera inteligente la distinción entre la crudeza de la industria pesquera con un atractivo corporativo más pulido al fusionar sutilmente la pesca de arrastre, la piscicultura y el negocio de procesamiento de pescado de Holmøy Maritime y la sede de la empresa en cuatro edificios distintivos. Los edificios también incluyen una casa de huéspedes que funciona como un hogar lejos del hogar para los empleados que necesitan descansar sus ojos entre los turnos en el mar o en tierra.

Orientados hacia un puerto de aguas profundas de primera clase de 126 metros de ancho que se sumerge en el Mar de Noruega, los edificios están organizados y dimensionados para facilitar las actividades en el mar y en el continente, a la vez que protegen y respetan el paisaje prístino circundante del norte de Noruega.

Con su clima costero típico, inviernos suaves y veranos frescos, las islas de Vesterålen albergan un poco más de 32 000 habitantes. El área ha sido un faro de la industria pesquera noruega durante casi 1.000 años, y la región es famosa por sus corrientes oceánicas altamente nutritivas y su floreciente fauna y flora impulsada por la corriente del Golfo que corre más cerca de la costa aquí que en cualquier otra parte del mundo. La naturaleza en el área se caracteriza por el océano escarpado, las montañas escarpadas y los cielos lluviosos que tienden a ocultar el interminable sol de medianoche en verano. Desde diciembre hasta principios de enero, Vesterålen se sumerge en una distintiva oscuridad azul, solo para ser iluminada por ocasionales luces del norte.

El área industrial de Holmen considera cuidadosamente su contexto mediante la creación de una tipología industrial simple, pero logísticamente compleja, que pisa ligeramente sobre el paisaje. La colorida instalación está inspirada en las condiciones de luz cambiante y el espectacular paisaje de Vesterålen y está organizada en una forma rectangular simple que camufla cuidadosamente el tráfico de entrada y salida de los barcos y camiones que viajan entre la instalación, el mar y el continente.

Al crear un espacio abierto con grandes ventanales, la instalación permite que un máximo de luz del día penetre en el edificio al tiempo que ofrece hermosas vistas al mar. El diseño también reduce la necesidad de iluminación y calefacción artificial, lo que contribuye a un mejor clima interior y un edificio más sostenible.

Las excavaciones excedentes de la obra se transfieren de vuelta a la naturaleza circundante a través de la creación de un paisaje suavemente ondulado. Siguiendo un callejón verde que corre a lo largo de la casa de huéspedes, el paisaje termina como un pequeño parque llamado “Lunden”, una zona libre de recreación para empleados y visitantes. Pasto, vegetación local y abedules salvaguardan y enfatizan la estética del paisaje circundante.

Snøhetta ha realizado un extenso mapeo de la compleja logística requerida para garantizar que la calidad del pescado cumpla con los estándares más altos antes de ser exportada a los millones de personas en todo el mundo que consumen pescado noruego todos los días. La trayectoria de los arrastreros de peces hacia y desde las instalaciones, el almacenamiento del equipo y las necesidades de los empleados, y el meticuloso proceso de manejo de los peces desde el momento en que salen de los corrales hasta que se congelan y envían, se han considerado cuidadosamente durante toda la fase de diseño para lograr el mejor ambiente posible para los empleados y para la producción.

La terminal de congelación funciona como el corazón de la instalación y hay planes para instalaciones de congelación y almacenamiento extendidas, así como una extensión de 112 metros del puerto de aguas profundas.

Los materiales funcionales, como el revestimiento de fachada de aluminio y los pisos de concreto, han sido elegidos por su estética y durabilidad, y crean un contraste con los detalles coloridos de la instalación. Los colores cálidos que van desde el rojo, el naranja, el amarillo y el verde, crean un contraste lúdico con el cielo, el océano y las montañas de Vesterålen y se distinguen por el color gris metálico y la materialidad de la instalación y los elementos sutiles de orientación en el interior y el exterior de la instalación.

La paleta de colores brillantes también se traduce en el diseño interior, desde la construcción hasta los elementos interiores. Los colores crean un ambiente cálido que contrasta con la madera clara de fresno y abedul de los listones del techo, los paneles de pared, los pisos y los muebles fijos y sueltos, que agregan un toque de alegría a las impresionantes vistas del cambiante y espectacular escenario exterior.

Un perfil gráfico rico y colorido con un patrón marino característico inspirado en escamas de pescado, adorna las ventanas y los costados de la terminal de congelación y el nuevo logotipo del área industrial de Holmen. El perfil gráfico también se traduce en el patrón plateado de tarjetas de visita y papelería, creando una bella estética adicional a la narración general de Holmøy Maritime, una historia contada a través de la arquitectura, el paisajismo, la arquitectura interior y el diseño gráfico.