La estudiante del Máster ”Material Futures” de Central Saint Martins, Mi Zhou, ha diseñado un kit de champú cuyo envoltorio -o packaging- es un jabón. La innovadora solución llamada ”Soapack” se logra con un envoltorio soluble al agua que, una vez disuelto, puede ser usado como jabón.

”Los productos de aseo personal, como el champú, se producen principalmente en masa y se envasan en plástico por un costo relativamente bajo. Este empaque no solo es desechable sino que también tiene una vida útil muy corta, usualmente se usa solo por 1 a 2 meses.” comenta Mi Zhou.

Se estima que a lo largo de toda la vida, una sola persona usa alrededor de 800 botellas de champú, la mayoría de las cuales simplemente se tiran y contaminan el medio ambiente, demorando miles de años en degradarse. Sin embargo, el producto de Mi Zhou reimagina el empaque de artículos de aseo hechos de jabón.

Al proponer este método, la diseñadora intenta volver a evaluar la evolución de los envases en el futuro y reducir la huella plástica. El embalaje en sí puede usarse como jabón y se desintegra completamente cuando se usa, sin dejar residuos de plástico.

Las coloridas piezas del diseñador presentan gradientes en colores pastel que aluden a los baños de burbujas de jabón. Las formas redondeadas tienen un aspecto suave y opaco que los hace atractivos objetos de diseño. Algunas formas incluso se parecen a botellas de perfume antiguas, sugiriendo una sensación más sofisticada.