Manshausen 2.0 del estudio noruego Stinessen Arkitektur es una extensión del Manshausen Island Resort inaugurado en junio de 2015 en el archipiélago de Steigen, frente a la costa del norte de Noruega. La posición de la isla entre las montañas majestuosas y el mar de Barents es en sí misma la inspiración para el diseño.

La isla fue históricamente un puesto comercial para la industria pesquera, hoy solo visible en los enormes muelles de piedra de la isla. Además, hay una pequeña granja existente del siglo XVIII en la isla que fue cuidadosamente restaurada y convertida en un restaurante con una biblioteca en la planta superior. La extensión que se completó a fines de 2018 incluye nuevas cabañas y un área de sauna/relax en conexión con un estanque central de agua de mar en la isla.

El sauna se hizo con materiales sobrantes de la primera etapa del proceso de construcción y también con tejas de pizarra antiguas encontradas en la isla.

El diseño busca relacionarse con el emplazamiento específico, pero también con el paisaje circundante, al tiempo que ofrece a los huéspedes asientos cómodos en el interior y un fácil acceso al agua fría. Mientras que las cabañas originales descansan en los muelles de piedra existentes, las nuevas están ubicadas en la punta de las formaciones rocosas en el extremo norte de la isla y sobre el mar.

Aunque gozan de gran parte de las mismas vistas al mar sin interrupciones, el posicionamiento en el paisaje ofrece un enfoque único para el diseño. Se estudiaron las alturas de las olas, las condiciones climáticas extremas y también el aumento futuro del nivel del mar para determinar las posiciones exactas de las cabañas. La exposición a los elementos naturales es extrema y se eligió el revestimiento de láminas de aluminio para soportar la salinidad y la exposición al agua salada.

El acceso a las cabañas se resuelve a través de las formaciones rocosas que permiten subir y bajar por encima del mar. El diseño del refugio se esfuerza por lograr un impacto ambiental mínimo con el uso de madera maciza. El acristalamiento está hecho a medida para el proyecto y los grandes ventanales ofrecen vistas sin obstáculos de la naturaleza y los elementos exteriores.

Todos los detalles, también en el interior, están cuidadosamente planeados y hechos a medida para el proyecto. Las cabañas están diseñadas para ofrecer a sus huéspedes refugio y comodidad al mismo tiempo que subrayan la experiencia dramática de los elementos externos; El mar, el paisaje, el cambio de luces, el clima y las diferentes estaciones.

Sobre todo, las cabañas se esfuerzan por cumplir con los requisitos funcionales de los huéspedes, con un amplio espacio para equipaje, un cómodo baño y una cocina/comedor. Las cabañas tienen capacidad para dos o cuatro personas. La cama principal se coloca en la habitación principal, un poco retirada de los vidrios de piso a techo, para permitir al visitante una experiencia constante de los elementos externos, mientras se encuentra cómodamente protegido.

La posición y orientación de todas las cabañas se basan en la consideración de sus vistas panorámicas individuales y la privacidad de los huéspedes.