Cualquier ciclista, profesional o aficionado, sabe lo incómodo que resulta cambiar o mantener la cadena de su bicicleta, sobre todo cuando está repleta de grasa. Es por esto que la startup húngara Stringbike ha desarrollado un mecanismo que utiliza un sistema de transmisión por cable y polea en lugar de piñones y una cadena metálica tradicional. Actualmente, la marca está diseñando cuatro modelos diferentes de bicicletas para este innovador sistema de transmisión: la línea de carbono, una línea de aluminio, una línea de velocidad única y series limitada de diseñadores donde participó el reconocido Herczeg Zoltán.

”Diga adiós a la cadena grasienta, los piñones peligrosamente afilados o los cambios delicados. No más palmas grasientas, muñecas grasientas, cortes, raspaduras o ropa sucia.” dice Stringbike.

La experiencia de pedaleo se mejora con el sistema de transmisión simétricamente equilibrado llamado “string drive”, el cuál tiene 19 diferentes relaciones de transmisión sin superposición dentro de una caja de engranajes integrada. Los engranajes se seleccionan moviendo las cuerdas de la rueda hacia arriba y hacia abajo. La posición superior da el máximo y la inferior da la relación de transmisión mínima.

El sistema String drive es altamente eficiente, ya que la transmisión de potencia entre los pedales y la rueda trasera es un movimiento continuo que casi no tiene pérdida por fricción. La cuerda que reemplaza a la cadena está hecha de un cordón de polietileno de alta densidad (HDPE).