Al graduarse de la Design Academy Eindhoven en 2014, los holandeses Rudi Boiten y Mireille Burger fundaron Studio Plott en la capital del diseño, Eindhoven. Ambos, fascinados por las cualidades de los materiales, se expresan con su lenguaje gráfico en superficies y productos basados en materiales. Mientras que Boiten, un observador, crea técnicas que son tanto técnicas como táctiles, la forma de trabajo intuitiva de Burger la lleva a explorar un proceso en el cual importa el color, el material y los detalles. Con sus proyectos de investigación autoiniciados, han explorado la idea de patrones y superficies geométricas impresas digitalmente. Continuamente experimentando con diferentes materiales y métodos para desarrollar nuevas estructuras, patrones y uniones textiles, convierten las técnicas tradicionales, como las costuras y el tejido, en tecnologías modernas.

”Crossing Lines” es una serie de alfombras que unen técnica y tactilidad. Los diseños comunican una fascinación por la tecnología, la artesanía tradicional, el diseño geométrico, el color y la forma, con diseños de malla abierta y colores brillantes que crean un diálogo visual entre las alfombras y sus superficies subyacentes.

”Fascinados por la colaboración entre el hombre y la máquina, constantemente experimentamos con técnicas nuevas y existentes. Al poner la máquina en el centro, esta funciona como un artesano para producir diferentes productos. Todas las máquinas tienen sus propias características. A veces divertido, a veces innovador o simplemente como asistente para facilitar el trabajo. El inicio de cada proyecto proviene de un interés personal en las culturas y artesanías de un período asociado, una forma de vida o medio ambiente” dice Rudi Boiten.

”Intuitivamente, comenzamos con un boceto en un papel. Con cada dibujo, un material, forma o patrón se asocia visualmente. Diseñamos nuestra propia máquina que puede convertir estos dibujos en un producto final físico y realista. Después de un período de construcción de la máquina, prueba y responde a las primeras muestras y prototipos, finalmente nace un producto interior. A pesar de que está hecho en una máquina, muestra un aspecto étnico y hecho a mano, supuestamente parece que está hecho por manos humanas” agrega Mireille Burger.

El trabajo de Studio Plott es parte de Dutch Stuff 2018, una exposición deliberadamente ecléctica y multidisciplinaria que tendrá lugar en el contexto industrial de la London Design Fair (20 al 23 de sept) para mostrar  los productos e ideas individuales que están impulsando el pensamiento del diseño holandés contemporáneo.