La diseñadora y fotógrafa holandesa, Suzanne Jongmans ha reutilizado materiales de empaques, como bolsas plásticas y espumas de poliestireno, para crear trajes inspirados en el Renacimiento. Estos materiales se han utilizado para dar forma a gorras, collares y vestidos que se han fotografiado en posturas que recuerdan a los estilos de retratos de los siglos XV, XVI y XVII.E

En el trabajo de Jongmans, que recientemente capturó la colección de Pierpaolo Piccioli para Moncler, si bien hay una ligera teatralidad, también hay una seria reflexión sobre la eliminación masiva de materiales en marcado contraste con una época que hizo que la ropa perdurara, con un aprecio por las sedas finas y el encaje.

Suzanne Jongmans utiliza el potencial expresivo de estos materiales de embalaje, a través de un proceso multimedia definido por su trabajo como costurera, cortadora de patrones, creadora de formas escultóricas, diseñadora de trajes y fotógrafa. Ella forma relaciones complejas entre los materiales y la tradición, agregando valor al empaquetado simple mientras invita a los espectadores a tocar el pasado en su interpretación de los viejos maestros.

“El uso de material de desecho es una reacción al presente y al consumo de masa que nos rodea. La mayoría de las personas tiran estas cosas, pero, como un niño, veo un diamante en bruto en estos materiales.” explica Suzanne Jongmans.