El diseñador catalán Andreu Carulla ha colaborado con el El Celler de Can Roca, el mejor restaurante del mundo 2013 y 2015, para ayudarlo a implementar un ambicioso proyecto de lograr un restaurante de cero residuos mediante el uso del diseño. Así, Carulla se sumó al proyecto ”Roca Recicla” y transformó los desechos plásticos del restaurante en taburetes hexagonales llamados RR201.

Los RR201 utilizan poliestireno expandido que es notoriamente difícil de reciclar, y lo convierte en muebles a través de un proceso completamente nuevo. Esto comienza con la limpieza de las cajas de poliestireno expandido, que luego se trituran en materia prima y luego se compactan en un molde, utilizando vapor inyectado. Después de un recubrimiento ecológico, el resultado es un taburete ligero y muy duradero que pesa menos de 2 kg.

El restaurante utiliza productos de 6 cajas de poliestireno por día y cada taburete individual RR201 está hecho de la cantidad exacta de residuos de poliestireno resultante. El restaurante hará un taburete por día que se numerará con la fecha de entrega de las cajas de poliestireno originales. Aunque son producidos en molde, cada taburete varía en la textura de la superficie, lo que significa que no hay dos exactamente iguales, lo que enfatiza la relación entre los invitados y los mejores productos en el mundo a través del material.