El restaurante de tapas la Bona Sort de Barcelona se ubica en un antiguo caserón noble que data del s.XVI; una amplia fachada de sillería bien escuadrada que se asoma a la calle Carders, el antiguo camino en dirección a Sant Cugat y a la comarca de el Vallès. Esta privilegiada situación, a caballo entre el Born y Santa Caterina, hizo que ya desde finales del siglo XIX el edificio albergara el conocido Hostal de la Bona Sort, punto de partida de diligencias y recaderos, y acogiera a los viajeros en su trajín hacia o desde Barcelona. Posteriormente lo ocupó una bodega donde servían vino a granel para terminar convertido en un restaurante administrado por la tercera generación de una misma familia. Su zaguán conserva aún las características del hostal típico: un gran patio, su altillo y sus cuadras.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (19)

Todo este bagaje histórico fue determinante para el estudio del diseñador de interiores Jordi Ginabreda al momento de actualizar el aspecto del patio central del restaurante. El actual establecimiento ocupa lo que fueron las cuadras del edificio y extiende por el antiguo patio de acceso su vasta terraza exterior semicubierta. Una serie de arcos rebajados de mampostería y ladrillo articulan tanto el espacio interior como las distintas zonas del patio. Estos muros y arcos de piedra del siglo XVI son el telón de fondo perfecto para una propuesta que centra su estrategia en dotar al lugar de una cierta pátina antigua. Un viaje al presente partiendo de la rica historia del lugar.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (5)

El primer paso de la intervención consistió en limpiar a fondo los muros de piedra originales después de décadas de abandono. Un enorme arco de ladrillo visto franquea el acceso a un patio descubierto por el que se accede a los tres porches diferenciados, cada uno con identidad propia, que configuran la terraza del restaurante. Un mismo vocabulario, compartido con el del interior del establecimiento, define toda la propuesta. El pavimento de piedra original se encarga de unificar visualmente las distintas zonas cubiertas y descubiertas que conforman los 300 metros cuadrados de terraza exterior.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (9)

El antiguo acceso des de la calle lo ocupa un primer porche, en forma de pasadizo cubierto, visible desde el exterior. Sus paredes se cubren de la misma capa de madera de roble envejecido que cubre el comedor principal, vinculando visualmente los dos espacios para los transeúntes. En ellas crecen musgos y líquenes, como un eco de años de clausura y humedad. La tenue iluminación y la inclusión de lámparas Jieldé desvencijadas y recicladas para la ocasión completan aquí el diálogo con el pasado y el paso del tiempo.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (11)

Al fondo de la terraza, el patio se abre hacia dos porches más. Uno de ellos explota al máximo el concepto de años de abandono. Musgos y líquenes crecen desaforados, ocupando totalmente una de sus paredes y colgando des del techo salvajemente. Este espacio se completa con un banco perimetral en madera envejecida.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (14)

El otro porche se ubica en los antiguos almacenes. Las sogas que en el pasado fijaban equipajes y cargamentos a los carruajes cuelgan del techo para formar una textura que permite diferenciar el lugar mientras oculta instalaciones. El espacio que un día albergó las cajas que contenían cargas y mercancías de los viajantes lo ocupan hoy dos grandes contenedores, dos cubos enormes forrados en tricapa de abeto y lacados en azul mate. Albergan en su interior dos bancos y una mesa. Estos grandes reservados parecen flotar, ayudan a modular el espacio y se convierten, sin duda, en la propuesta más audaz de toda la intervención.

jordi-ginebreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (8)

Esta revisión de la historia que culmina en el presente no podía obviar el lenguaje contemporáneo, que se muestra con fuerza en la elección del mobiliario y la iluminación. La mezcla heterogénea de sillas actuales (He de Hay y form chair madera de Norman Copenhaguen) adquiridas en Nordickthink de distintos colores y mesas con diversos acabados contribuye a enfatizar el espíritu abigarrado de una antigua taberna de trabajadores.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (17)

La iluminación de las distintas zonas, en tonos deliberadamente cálidos, incluye iluminación indirecta led o los apliques “Disc and Sphere Wall light” de Areti que iluminan los cubos-reservado, o la lámpara de pie switch on de Lambert. Pasado y presente se dan la mano para afrontar el futuro en este antiguo hostal reconvertido en restaurante. Un lugar donde los viajeros de hoy, como los de antaño, encuentran un refugio agradable en su eterno trajín hacia o desde Barcelona.

jordi-ginabreda-la-boni-sorti-catalogodiseno (18)