Al interior de un conjunto residencial privado en Cumbayá, Ecuador, se encuentra esta vivienda unifamiliar de 406 metros cuadrados proyectada por TEC Taller EC, cuya estrategia proyectual consistió en una planta rectangular cerrada hacia sus vecinos, abierta hacia su fachada lateral contigua con el área verde inmediata y replegada hacia su interior a través de un núcleo central conformado por la escalera y un árbol que funciona como articulador del hogar, del programa, de la luz.

Los distintos espacios programáticos de ”Casa KB” se organizan a partir de una grilla ortogonal de 9 módulos que ordenan la vivienda en cuyo módulo central se plantea el espacio no programático de 3m x 4m que se abre al cielo.

Este espacio tiene la voluntad de aparecer como ”abierto” pero contenido y tiene el rol crucial de organizar y configurar la vivienda como un pulmón central que agrupa los espacios rígidos y flexibles en su perímetro, además de conectar y articular, en sección, la vivienda.

El vano generado en la cubierta del módulo central permite mejorar las condiciones de ventilación, mantener iluminada y temperada la vivienda todo el día. Además, el ingreso de luz se refleja sobre el espejo de agua y produce, a lo largo del día, distintos efectos lumínicos que se proyectan en el interior blanco de la casa y le confieren, junto con el árbol, una atmósfera de calma al interior.

Así como todos los espacios de planta baja están organizados alrededor del árbol, todos las habitaciones de la planta alta se organizan alrededor del mismo vacío, que conecta espacialmente en sección la vivienda. Los espacios públicos están organizados en planta baja, la sala – comedor interior (tiene una relación directa con el patio interior) y una sala – comedor exterior (se relaciona con la piscina y área verde).

Hacia el frente se dispuso un muro de piedra andesita, una celosía de madera que genera privacidad de la vivienda con su entorno inmediato y hacia su área verde, que es contigua con la fachada lateral izquierda. Se usan grandes ventanales que conectan el interior de la casa con la piscina y el bosque, potenciando la conexión con la naturaleza.

planta baja

planta alta