El diseño de las actuales bolsas de colostomía -o bolsas recolectoras- son cualquier cosa menos sexy y no contribuyen mucho a mejorar el autoestima de su usuario/a. Preocupada por este defecto, la diseñadora holandesa Teddy Schuyers se ha graduado del departamento de ”Hombre y Actividad” de la Design Academy Eindhoven con el rediseño de estas bolsas que tienen el objeto de recoger las heces que el intestino expulsa después de una colostomía. 

Las bolsas diseñadas por Teddy llamadas ”Guts” buscan que las personas que las usan no sólo se vean mejor con ellas, sino que se sientan mejor, aumentando la confianza y ayudando a los usuarios a disfrutar de una vida plena y activa. Hay tres estilos de bolsas con características especiales adaptadas a diferentes momentos: regular, deportivo e íntimo.

Durante la fase de investigación y diseño, Teddy entrevistó a las usuarias y usuarios de estas incómodas bolsas para evaluar sus necesidades y deseos, incorporándolos en sus diseños. Hay una válvula de deflación y el material flexible se mueve sin ruido junto con el cuerpo. De este modo y apelando a mirar, las bolsas de colostomía ya no son algo para esconderse en la vergüenza.