El olfato actúa sobre el sistema límbico del cerebro, el área asociada con la memoria y los sentimientos y es un área que puede tener un poderoso efecto en nuestras emociones. Por lo mismo, los perfumes no son sólo un rico olor, también son aceleradores de emociones. Siendo así, ¿por qué depender de laboratorios anónimos y altos precios de estos últimos si cada uno puede preparar su propio aroma en casa?

Siendo estudiante de la Design Academy Eindhoven, en Holanda, la diseñadora Teddy Schuyers diseñó ”Scentiment”, un set para hacer tu propio perfume en casa para destilar aceites aromáticos de ingredientes naturales como la cáscara de naranja o flores. Entonces, es una cuestión de mezclar sus favoritos para adaptarse a su estado de ánimo y preferencias personales.

”Es como cocinar: con un buen libro de cocina, todos pueden hacer algo sabroso”, asegura Teddy Schuyers.