Ofrecer sombra y un lugar seguro donde guarecerse frente a los elementos del clima son dos de los objetivos fundacionales de la arquitectura y la construcción. Así, sombreaderos y pérgolas representan oportunidades para negociar la relación del espacio doméstico con el cielo abierto y, con ello, experimentar variables tectónicas que influyen de uno u otro modo en la relación entre intemperie y temperie. En este marco, el estudio mexicano Palma presenta sus 2 proyectos más recientes de terrazas en Ciudad de México.

”Terraza Escandón” busca generar un área de sombra en la terraza de un departamento en la colonia Escandón en la Ciudad de México. 36 piezas de recinto se elevan mediante un sistema de anclaje. Un círculo de latón se atornilla a través del centro de cada pieza a una estructura metálica que queda oculta tras el primer plano de piedras ”flotantes”.

Una retícula de sombras aparece y desaparece a lo largo del día, duplicando en el piso de la terraza el patrón de la cubierta elevada. Las piezas de recinto rojo parecen levitar sobre las vistas de la ciudad, la retícula deja entre ver el azul del cielo formando un collage de texturas entre el cielo, las vetas de la piedra, y los discos metálicos que las soportan.

vista axonométrica terraza Escandón

”Terraza Lomas Verdes” responde al requerimiento del cliente de lograr un espacio sombreado mediante una pérgola de madera. La propuesta fue levantar una estructura metálica en un tono rojo quemado, en el que convivieran por una parte la pérgola de madera solicitada y una serie de láminas de acero corten que irían oxidando y cambiando la tonalidad con el tiempo.

En los extremos de la cubierta de corten se construyeron dos barras que pudieran ayudar a cumplir distintas actividades, como tener un asado, fiesta, entre otras. Toda la propuesta se desplanta sobre un piso elevado a base de un concreto lavado con grano rojo que de manera discreta unifica los tonos de estructura, el corten y el tezontle colocado alrededor de la plataforma elevada.

”Este tipo de ejercicios son oportunidades para experimentar tanto en materiales, estructuras/sistemas constructivos y también en programa arquitectónico. Por ejemplo en el caso de Terraza Escandón el cliente nos dio total libertad y pudimos llevar a cabo esta idea de “flotar” 36 piezas de recinto de 40x60cms. En Lomas Verdes el cliente quería una pérgola de madera para tener sombra, le propusimos unas láminas de acero corten que irán cambiando su tonalidad con el paso del tiempo.” comentó Diego Escamilla de Palma.

planta general Terraza Lomas Verdes