El viernes 10 de marzo The Architectural Lobby -una organización de arquitectos con base en Brooklyn que aboga por el valor de la arquitectura- lideró una jornada de acción en protesta al muro fronterizo Estados Unidos-México propuesto por el presidente Donald Trump

La movilización buscó animar a ingenieros y arquitectos a rechazar el proyecto de diseño dejando sus escritorios durante 45 minutos en demostración de su postura frente al rechazo. Según la organización este llamado a la acción pretende demostrar que la industria del diseño y la construcción “no será explotada al servicio de la xenofobia, la discriminación y el racismo”.

“Si bien hay innumerables razones para oponerse específicamente a las políticas migratorias de la administración actual y de este proyecto, esta convocatoria está motivada por la creencia de que los campos de la arquitectura y la ingeniería están fundamentalmente arraigados en un objetivo que persigue mejorar nuestras sociedades mediante la producción de estructuras que promuevan la justicia, la igualdad y la belleza y el muro fronterizo está en clara y directa oposición a este objetivo.” dijo The Architecture Lobby.

The Architectural Lobby anima a todos los opositores del muro a compartir opiniones y fotos de sus escritos (ver formulario) en redes sociales usando #NotOurWall

La protesta coincide con el plazo original de presentación para la primera ronda de propuestas para el diseño del muro fronterizo. Hace tres semanas, el Federal Business Opportunities publicó una solicitud previa que detallaba el proceso de adquisición en el que se aceptarían los anteproyectos iniciales durante un período de cinco días, del 6 al 10 de marzo. Desde entonces, el plazo se ha prorrogado hasta el 20 de marzo.

Uno de los llamados más radicales que hace la organización es a las empresas proveedoras de servicios y materiales a que prometan públicamente que no perseguirán ningún contrato del Departamento de Seguridad Nacional vinculado con la construcción del controversial proyecto.