Ubicada a las afueras de Cercedilla, un municipio español ubicado a 57 kilómetros de Madrid que ha sido modelado por tres migraciones campo-ciudad en las últimas décadas, ”The Young Old House”, de los arquitectos Lys Villalba y Enrique Espinosa, se plantea como la ampliación de una casa de campo para una vida rur-urbana.

Este proyecto de ampliación desarrolla tres escalas de intervención y reflexión: el paisaje de las migraciones campo-ciudad – y la importancia de los nuevos habitantes rur-urbanos, que viven a medio camino entre la ciudad y el medio rural, en la generación de ecologías en el territorio-, una arquitectura que crece por capas -que amplía, acondiciona y abre la casa al paisaje, progresivamente, a lo largo del tiempo-, y un mobiliario fabricado a partir de materiales recuperados de la casa, re-ensamblados.

”Durante la última década, aparece un nuevo tipo de habitante rural que es al mismo tiempo urbanita: una población que vuelve al campo sin haberse ido de la ciudad. Estos ciudadanos en tránsito generan nuevas ruralidades y alianzas que continúan transformando el paisaje.” explica Lys Villalba y agrega ”La convivencia entre comunidades rurales tradicionales y nuevos habitantes rur-urbanos permite construir nuevas ecologías, fundamentales para mantener el equilibrio y el cuidado de un territorio en cambio.”

transformación del estar y dormitorio de niñas

Tras heredar esta casa de campo, Ana, Manolo, (los nuevos habitantes de esta casa) y sus cuatro hijas se proponen hacerla crecer y adaptarla así a su condición de habitantes semi-urbanos y semi-rurales. La vivienda, construida en los años 70 como casa de veraneo, no contaba con ningún tipo de aislamiento térmico, ni tampoco con una relación directa con el paisaje y el entorno. Por ello, se diseña una estrategia triple que permite ampliar, relacionar y acondicionar térmicamente la casa, progresivamente, cuidando tanto el confort y el consumo energético, como el disfrute de su condición rural.

En la primera fase, ya ejecutada, se lleva a cabo una ampliación mediante tres volúmenes bajo cubierta, revestidos por piezas cerámicas que diferencian lo nuevo: una zona de estar extendida, la habitación de las cuatro hijas (en el espacio que antiguamente ocupaba el garaje y leñero) y un cuarto para las instalaciones de calefacción.

Los muros de piedra se cortan y en su lugar se diseña una estructura metálica de viga y tensor que permite abrir totalmente la nueva zona de estar hacia el paisaje. La cubierta se sustituye y, en el proceso, se recuperan sus materiales, que se transformarán en el mobiliario de la casa.

A partir del próximo verano, Sahari, antiguo albañil y ahora empleado de la familia, irá desmontando año a año la piedra y la madera de cada una de las fachadas de la casa, incorporando sobre el muro existente el aislamiento térmico necesario, y volviendo a reconstruirlas con los materiales previamente recuperados, esta vez con un nuevo patrón. La casa irá creciendo por capas, acondicionándose así en sucesivas fases.

En ”The Young Old House” nada está en su sitio original. El mobiliario de la casa se fabrica a partir de materiales recuperados de la antigua fachada y la cubierta. Ahora el techo está en la mesa, la fachada es un banco corrido, las contraventanas rojas re-ensambladas son las nuevas puertas, la pizarra de la antigua cubierta espera en el granero a ser la futura fachada, el granito del leñero es el nuevo escalón de salida al campo.

”The Young Old House visibiliza una alianza entre objetos y habitantes del medio rural y urbano, entre lo viejo, lo actualizado y lo nuevo, que permita repensar modelos contemporáneos de habitar un territorio rur-urbano.” dicen los arquitectos.

A esta familia de materiales antiguos con segundas vidas se superpone otra nueva, fabricada principalmente en metal, que acerca la casa al paisaje: una puerta oculta para salir directamente al campo, unas lámparas giratorias para cenar en el prado en las noches de verano, cuatro camas de quita y pón, dos ojos de buey desde los que poder ver a través, desde el norte, el paisaje sur.