El artista en vidrio de origen austriaco, Thomas Medicus acaba de revelar su nuevo trabajo de arte óptico. Se trata de ”Head Instructor”, una escultura anamórfica hecha con 144 tiras de vidrio pintadas a mano montadas en una plataforma giratoria, a través de la cual se ensamblan cuatro imágenes fragmentadas cada 90°. Las tiras de vidrio se pegan en una base de madera con cortes de corte láser. Todos los fragmentos de las imágenes se pintaron por separado en cada tira con los mismos colores utilizados para las vidrieras tradicionales.