La diseñadora croata Dorja Benussi y el diseñador serbio Ivan Benussi no solo son pareja, sino socios de Tink Things, una innovadora familia de los llamados muebles “sensoriales” para niños. La marca, que fue impulsada por la llegada de su primera hija llamada Zima, se tomó el tiempo de considerar las diferentes formas en que los niños interactúan con su entorno como punto de partida para crear muebles más armoniosos pero también más inclusivos.

Las nuevas piezas son dos sillas llamadas Ika y Mia. Su objetivo es facilitar la regulación emocional, la concentración y la memoria. Ambos diseños son divertidos, mientras que hacen su parte para ayudar a los problemas sensoriales.

La silla Mia ofrece a los niños un “abrazo” con una suave presión calmante que ayuda a aumentar los niveles de serotonina y reducir el estrés. El diseño de la silla también ofrece una “sudadera con capucha” incorporada que se puede levantar para crear una especie de capullo o para que el niño tenga un momento de intimidad.

La silla ”Ika” es una silla con un asiento móvil, que permite al ocupante balancearse, lo que ha demostrado ser eficaz para calmar y ayudar a la concentración. También permite jugar un poco cuando es necesario en medio de toda esta concentración y estrés.

”Crear un diseño significativo y experiencias que comiencen con una sensibilidad aguda para las personas es el primer paso en cada uno de nuestros proyectos y creemos que el enfoque sensorial debe ser un estándar en el diseño para niños”, dijo Dorja Benussi.

”Los niños crecen y aprenden interactuando con su entorno y la forma en que reaccionan a los estímulos afecta casi todo lo demás. Es sorprendente ver el cambio y el progreso que se puede lograr simplemente al comprender las necesidades sensoriales de los niños y ponerlas en primer lugar.” agregó Ivan Benussi.

Dorja Benussi, Ivan Benussi y Zima Benussi