Desde el principio de sus estudios de licenciatura en Bolzano y París, el diseñador alemán, Tino Seubert, comenzó a trabajar para galerías de arte y realizó varios proyectos con ellos. A partir de entonces, el enfoque del diseñador de producto siempre ha sido la participación interdisciplinaria. Él ve la conceptualización, el diseño y la producción como un proceso amplio y acumulativo y considera importante involucrarse en cada paso en la mayor medida posible.

La historia y el arte contemporáneo son una inspiración tanto como la investigación material y la ciencia en la creación de Tino. El material nunca se trata como un medio de producción, sino como una parte integral del concepto creativo. Sin embargo, estos sirven como puntos de partida e inspiraciones rectores y no comprometen el estándar estético de su trabajo. Prueba de lo anterior es el proyecto que Tino presentó a la Hepworth Gallery, en West Yorkshire, donde combinó aluminio anodizado y mimbre tejido a mano para crear una colección de muebles, diseñada para evocar el contraste entre el diseño antiguo y el nuevo.

Titulada ”Anodised Wicker”, que se traduce como ”Mimbre anodizado”, la colección fusiona la sensación “clínica y precisa” del aluminio con la calidad “calidez orgánica” del mimbre para crear una banca y un taburete.

“El aluminio casi se ve más preciso al lado del mimbre, mientras que la fibra se vuelve más orgánica al lado del aluminio. Al mismo tiempo, los dos materiales se funden tan fácilmente y casi parece que uno fue diseñado para el otro. Este juego de atracción y repulsión dentro de un objeto me encanta”, comentó Tino Seubert.

Encargado por la Hepworth Gallery para una exposición titulada Giles Round: The Director, se le pidió a Seubert que explorara el contraste de lo viejo y lo nuevo: “lo clásico del diseño y lo recién llegado”. Para esto, Tino recurrió a las obras tejidas del diseñador danés Børge Mogensen del siglo XX y las esculturas de aluminio del artista estadounidense Donald Judd.

“Børge Mogensen creó muebles simples y altamente funcionales. Implementó con éxito las artesanías tradicionales como el tejido de caña y junco, que por lo general se encuentran en ornamentadas piezas sueltas en la producción en masa para una vida moderna. Mientras tanto, Donald Judd recogió materiales y procesos industriales nuevos y rudos y los convirtió en piezas de arte, muebles y objetos para el entorno doméstico”, agregó Tino Seubert.

Tino Seubert