En la azotea de un edificio ubicado en Colonia Juárez, Ciudad de México, el estudio local Vertabral ha levantado un brote de naturaleza con el proyecto ”Toledo Rooftop”. Cada espacio ofrece una experiencia de vistas de la ciudad, cercanía a vegetación y comodidad. Las enredaderas suben y envuelven columnas, diferentes especies de pastos se mecen tranquilamente y una brisa carga el delicado aroma de la lavanda.

El espacio propuesto está contenido por jardineras de tabique que bloquean vistas indeseadas con vegetación endémica silvestre. Tres olivos enfatizan puntos focales clave. Las pérgolas de madera y carrizo difuminan los límites entre el interior y el exterior. Cuerpos de agua en movimiento generan un ambiente fresco y relajado.

La paleta de materiales construye un espacio que envejecerá con dignidad. El acero oxidado, madera de pino, tabique, talavera, concreto pulido, carrizo y palma seca, crean una conversación con el ocre y verde camaleón de los muros y muebles artesanales. Toledo Rooftop reintroduce el espíritu del aire libre a una ciudad bulliciosa que necesita desesperadamente convertir sus techos en espacios verdes habitables.