En un edificio del ensanche barcelonés – España – construido a inicios del siglo XIX, el estudio local Twobo Arquitectura ha reformado un piso residencial para adaptarlo a las exigencias de sus nuevos moradores. Por una parte la actuación preserva elementos originales característicos, los suelos de mosaico de nolla y las molduras de los techos, y por otra elimina los tabiques que compartimentaban en exceso la planta original.

arriba: planta reformada / abajo: planta original

”Partir con 120 años de historia siempre es peligroso. Los años pueden llegar a cubrirlo todo con su peso dejando que nada se pueda modificar. Actuar de la forma contraria, olvidándolo todo y partiendo de cero, como tantas veces se ha hecho, parece irrespetuoso. Por eso optamos por el camino del medio.” dice el arquitecto Pablo Twose, co-fundador de Twobo Arquitectura.

En el proceso de despeje de la reforma Piso AM, fueron apareciendo los elementos nobles de la vivienda como lo son las paredes de ladrillo manual, las vueltas cerámicas en los techos, las marcas de la construcción sobre los muros, etc. El escenario resultante sirvió como soporte para una serie de intervenciones ligeras en madera posadas sobre el suelo, que no dejan cicatrices en el mosaico y al mismo tiempo no llegan nunca a tocar al techo, dejando ver las estructuras de vuelta catalana continuas sobre los nuevos volúmenes.

”Buscamos el equilibrio entre dos lenguajes constructivos: El antiguo basado en la colocación manual pieza a pieza, mortero y agua, y el nuevo: Construcción en seco basada en marcos de roble y plafones de madera pintada. Lo antiguo pervive sin ser una losa, lo nuevo se deposita sin hacer tabla rasa.” agrega Pablo Twose.

La planta original se trata de forma simétrica. En los extremos dos grandes espacios nobles conservan el suelo y las molduras de la distribución original. A un lado la habitación principal y su baño, al otro extremo, en un único espacio más amplio que el original, se suceden el comedor, la cocina, el salón y la galería. Esta última se concibió como una gran terraza que mediante un sistema de puertas plegables pudiera ser un interior o un exterior.

En el centro de la planta se elimina el pasillo original, y se crea una secuencia de espacios al tresbolillo que sumados a los nuevos apeos permiten diagonales visuales más amplias. En este centro es donde más se enfatiza la construcción original, dejando las paredes de ladrillo, los techos con vuelta catalana, las vigas de hierro y las ventanas originales.