El arquitecto Valentín Sanz, del estudio español LiquenLAV, ha transformado un antiguo puesto de carretera de la Cruz Roja ubicado en Almenar de Soria en una vivienda de 47 metros cuadrados destinada al alquiler.

Construido en el año 1985, la planta baja del edificio alojaba el puesto de socorro y atención primaria mientras que la planta primera con un acceso independiente, estaba equipada con una pequeña cocina, aseo y zona de descanso convirtiéndose en una zona de uso ”doméstico” por parte de los voluntarios.

En el año 2018 el ayuntamiento de la localidad y actual propietario del inmueble decide reformar el espacio de la primera planta para convertirlo en ”Ruralattic”.

El corazón de la intervención es una pieza que se ocupa de ordenar y organizar el programa doméstico, estructurando el espacio aparecen la cocina, el aseo, el dormitorio y otra zona que puede ser destinada a sala de estar.

planta general

Al mismo tiempo que divide la estancia dando lugar a esos programas ”grandes”, aparecen espacios ”pequeños”, rincones, huecos, baldas, elementos que han de ser interpretados por el usuario, cada nuevo inquilino utilizará los espacios generados de una forma distinta cambiando el carácter de la vivienda.

Este objeto central se crea con la intención de que el futuro habitante de la vivienda no tenga que incorporar nuevo mobiliario, puede servir para ocultar las camas, pero también puede ser un banco, una estantería, una mesa, un armario o un sofá. Existen interpretaciones rápidas y directas y otras que se descubren con el uso diario de la pieza, a medida que el habitante se va apropiando del espacio.