Con un enfoque que coquetea con el diseño y el arte -similar a lo que hace el chileno Sebastián Errázuriz– el diseñador estadounidense, Vincent Pocsik ha creado una serie de intrincadas esculturas de madera y bronce que podrían actuar como muebles.

La serie ”On The Meridian”, o ”En el Merdiano”, es parte de una exploración en curso sobre la relación entre el diseño de muebles tradicionales y el arte de vanguardia y aunque las piezas están hechas de materiales naturales, Pocsik intenta empujar su apariencia hasta un punto en que ya no parece posible que puedan ser naturales.

Para lograr esto, Pocsik utiliza una mezcla de fabricación digital y trabajo manual. Primero Pocsik dibuja las piezas y luego las modela en 3D. Las piezas se cortan de manera tosca usando una máquina numérica controlada por computadora (CNC) para crear una forma rugosa y luego se termina a mano.

El diseñador juega con la manipulación manual de la apariencia de cada material, pintando la piedra para que se vea como el bronce y dándole a las piezas de madera una apariencia texturizada que la disfrace. Su intención es agregar una capa de ambigüedad a la materialidad de cada pieza.

Esta ambigüedad en el material refleja el tema más amplio en el trabajo de Pocsik: la investigación sobre la falta de claridad en la definición que separa la forma de la función en el arte y el diseño.