Las Fiberglass Chairs y las Plastic Chairs de Charles y Ray Eames se encuentran entre los diseños de muebles más importantes del siglo XX. Todas ellas se conocen con el nombre colectivo de ”Eames Shell Chairs”. A lo largo de sus muchos años de historia, no han dejado de perfeccionarse y adaptarse a los cambios, ya sean de altura, materiales o colores. Así, tras un análisis exhaustivo de los fondos de archivo y los documentos históricos para estudiar sus tonos originales, Vitra presentó, en el marco de la Milan Design Week 2019, una serie de nuevos colores para las carcasas de asiento.

La actualización cromática de 2019 armoniza las Fiberglass Chairs y las Plastic Chairs entre sí y ayuda a resaltar ambos materiales. Las sillas pueden combinarse tanto en tonos discretos como en tonos vivos y, como la gama de colores de la tapicería y las variantes de las bases también se han actualizado, en total hay más de 100.000 combinaciones posibles.

Charles y Ray Eames dedicaron muchos años a hacer realidad la idea de una carcasa de asiento de una sola pieza cuya forma se adaptase al contorno del cuerpo humano. En 1950 lograron por fin su objetivo con la silla con carcasa, una innovación revolucionaria que sentó las bases de una nueva tipología de mueble: la silla multifuncional.

Esta silla, que se abrió hueco rápidamente en viviendas, oficinas y espacios públicos, ha servido de inspiración a muchas generaciones de creadores. Aunque los materiales, colores y variantes de las Eames Shell Chairs no han dejado de adaptarse con el paso del tiempo en colaboración con la Eames Office, su concepto de diseño sigue siendo el mismo setenta años después.

Stand de Vitra en el Salón del Mueble de Milán 2019