Saint Thomas at Ninth es el nombre de este proyecto de densificación residencial ubicado en Nueva Orleans que responde a Starter Home, una iniciativa que tiene como objetivo crear viviendas asequibles dentro de los barrios urbanos más importantes de la ciudad costera de Estados Unidos. El diseño del conjunto residencial estuvo a cargo del estudio local Office of Jonathan Tate (OJT) y se compone de volúmenes escultóricos que están destinados a atraer compradores con un presupuesto limitado.

“El programa utiliza la adquisición de terrenos para reducir los costos integrados, junto con los diseños modernos y compactos, para mantener el precio de la vivienda por debajo de las normas del mercado”, dijo Office of Jonathan Tate en su descripción del proyecto. “Saint Thomas at Ninth es una expansión de este programa que busca renegociar las condiciones existentes del terreno, tanto físicas como legales, para maximizar la densidad residencial”.

El proyecto, que se ubica en un área industrial que está en transición a un vecindario residencial, implicó la reutilización adaptativa de una bodega y la construcción de nueve edificios de condominios separados. El complejo de viviendas contiene 12 unidades, con un área interior total de 1.449 metros cuadrados.

Si bien los proyectos anteriores en el programa Starter Home se han dirigido a compradores de vivienda por primera vez, el desarrollo de Saint Thomas at Ninth pretende atraer a un amplio espectro de personas, desde familias jóvenes hasta parejas mayores que buscan reducir su tamaño. Los precios comienzan en 288.000 dólares americanos.

El primer desafío del equipo fue abordar las leyes de zonificación del área, que obligan a que las viviendas unifamiliares ocupen terrenos bastante grandes. Debido a esto, solo se permitieron inicialmente tres unidades en el terreno rectangular de 1.189 metros cuadrados. Usando algunas tácticas inteligentes, el equipo pudo aumentar el número de unidades permitidas a 12.

Los edificios están bien organizados alrededor de un patio duro que atraviesa el centro del terreno. La bodega convertida abarca tres casas. Se retiró una parte de esta bodega para dar paso al patio. Cada nuevo edificio contiene una casa de tres pisos. En lugar de cajas simples y repetitivas, el equipo creó un conjunto de volúmenes de formas diferentes con techos de varios niveles. “En Nueva Orleans, donde las casas cercanas son la norma, cambiamos casas largas y planas por casas altas y delgadas”, dijo el equipo.

Las fachadas están revestidas en metal corrugado y paneles de cemento, materiales elegidos por su durabilidad. El acabado blanco ayuda a reducir la carga térmica, una consideración importante en Nueva Orleans, conocida por sus veranos calurosos y pegajosos.

El revestimiento viene con una garantía de 20 años, lo que garantiza que los propietarios no tendrán que lidiar con “la pintura de rutina y el reemplazo de revestimientos que la mayoría de los hogares en nuestra región tienen que negociar”, dijeron los arquitectos.

La parte inferior de las viviendas está diseñadas para dejar espacio para estacionamiento, ya que la ciudad requiere al menos un espacio de estacionamiento por unidad. La parte superior de cada volumen sobresale hacia afuera, lo que permite más espacio interior y un exterior protegido. Los espacios estrechos entre los edificios acogen pasillos y porches.

Dentro de cada residencia, la planta baja contiene una cocina de planta abierta, un comedor y una sala de estar. Las áreas privadas están ubicadas en los dos niveles superiores. Los acabados interiores incluyen gabinetes de cocina blancos y pisos de concreto y madera. Las escaleras están revestidas con paredes de colores con recortes, lo que permite que la luz se filtre.

Las casas tienen una serie de elementos que ayudan a minimizar el uso de energía, incluido un sistema mecánico mini-split, calentadores de agua según consumo, iluminación LED, ventanas operables y electrodomésticos de alta eficiencia. Además, la verticalidad de las casas permite que el aire caliente se transporte hacia arriba y hacia afuera, una estrategia pasiva conocida como efecto de pila. El tamaño reducido de las viviendas también ayuda a reducir el consumo de energía, en contraste con una vivienda unifamiliar típica que a menudo está “inflada con espacio no utilizado”.

El programa Starter Home fue lanzado por OJT en respuesta a la falta de viviendas asequibles en el centro de Nueva Orleans, un tema de gran preocupación entre los residentes locales y las agencias de investigación de viviendas.

“Las oportunidades de viviendas asequibles en los vecindarios centrales de Nueva Orleans, al igual que en otras ciudades de los EE. UU., se estaban erosionando rápidamente, si es que no estaban disponibles en las áreas más deseables”, aseguró OJT.

sección condominio

planta primer nivel condominio

planta segundo nivel condominio

planta tercer nivel condominio (achurado corresponde a la bodega reconvertida)