Los diseñadores malayos Warith Zaki y Amir Amzar han imaginado el uso del bambú cultivado y cosechado en Marte para construir la primera colonia en el planeta rojo. Llamado ”Semilla de la vida”, el diseño conceptual de la colonia comprende una serie de estructuras tejidas a partir de bambú por robots autónomos. Zaki y Amzar diseñaron la propuesta para demostrar que puede haber formas alternativas de construir en Marte que no dependan del envío de material desde la tierra o la impresión 3D. Para crear los edificios, Zaki y Amzar prevén cultivar bambú en Marte y usar el material para construir las estructuras.

“La civilización humana aún no ha construido nada en ningún otro planeta fuera de la Tierra. Solo ese hecho abre infinitas posibilidades de lo que podría o debería usarse”, comentaron los diseñadores. “Claro, la impresión 3D parece ser una propuesta viable, pero con miles de años de experiencia y técnicas en la construcción de refugios, ¿por qué no deberíamos aprovechar otras alternativas también?”

Cada cápsula modular en la colonia se construiría durante un período de seis años, con los exploradores aterrizando y localizando hielo congelado subterráneo para usarlo como fuente de agua en la primera etapa del desarrollo.

Una vez que se localiza el agua, se enviará al planeta un hábitat ETFE autodesplegable que contenga brotes de bambú. Un taladro se rompería en el hielo subterráneo para suministrar agua al bambú, que se cultivaría dentro de la estructura de ETFE.

Cuando el bambú esté completamente desarrollado, después de unos tres años, los robots lo retirarían de la cámara de crecimiento, lo cortarían y lo tejerían alrededor de la estructura de ETFE. Finalmente, el bambú se bombearía con agua, que se congelaría dentro del clima marciano para proporcionar otra capa de protección para la colonia.

Zaki y Amzar eligieron usar bambú, ya que aumentaría rápidamente su masa mientras estaba en Marte, reduciendo drásticamente la necesidad de enviar grandes volúmenes al espacio. La planta de rápido crecimiento también tiene una larga historia de ser utilizada como material de construcción.

“Después de investigar mucho sobre la colonización de Marte, nos dimos cuenta de que la mitad de las ideas consisten en desplegar materiales totalmente sintéticos hechos en la tierra para construir refugios, mientras que la otra mitad se trata de usar el regolito disponible localmente”, dijeron Zaki y Amzar. “Intentamos encontrar algo intermedio, un equilibrio de material natural de la tierra y tecnología avanzada”.

“Los humanos han dominado las técnicas para construir refugios con bambú o madera durante miles de años”, agregaron los diseñadores. “El bambú por sí solo podría no funcionar en condiciones climáticas extremas en Marte, pero con una combinación de tecnología y otros materiales habría posibilidades”.