En respuesta a la creciente preocupación por la privacidad y la vigilancia digital, la startup estadounidense Winston Privacy ha lanzado un hardware de filtro que los usuarios conectan a su módem para proteger sus datos. El filtro promete evitar el seguimiento y la creación de perfiles en línea para cada miembro del hogar donde está instalado y en todos los dispositivos de la red, incluyendo teléfonos inteligentes y productos para el hogar inteligente como refrigeradores y parlantes conectados.

Al codificar, encriptar y anonimizar el flujo de datos, Winston elimina una serie de aspectos intrusivos o molestos de la navegación en línea. Uno de ellos es la caída de los precios de las aerolíneas, donde los precios de los boletos aumentan después de la visita inicial de un usuario a un sitio web para atraerlos. Otra es la manipulación de precios, donde los minoristas muestran diferentes precios a diferentes clientes en función de su comportamiento en línea anterior.

Aunque existe un mosaico de software existentes que puede realizar funciones similares, Winston es diferente en el sentido de que está diseñado para ser una solución simple y lista para usar que cualquier persona, sin conocimientos técnicos, puede usar.

Es efectivamente una red privada virtual, anti-spyware, anti-malware, firewall y software de bloqueo de anuncios personalizados. Los usuarios lo conectan entre su módem y enrutador, y un minuto después de encenderlo, el dispositivo debería ser efectivo.

Winston Privacy identifica a las grandes empresas tecnológicas, anunciantes, corredores de datos, gobiernos y piratas informáticos como los actores que sus usuarios tendrían interés en bloquear. El fundador, Richard Stokes, provenía de la industria de la tecnología publicitaria y fundó la compañía después de observar cómo las tecnologías que rastrean, extraen y venden información privada se destacan en ese espacio.

“Con cada publicación, clic y compra, nos convertimos en el producto. Necesitamos una solución política y tecnológica combinada para relajar esta economía de vigilancia”, dijo Richard Stokes.

En el año transcurrido desde que el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica concientizó a las personas sobre cómo se recopilaban y utilizaban sus datos, también existe el apetito por tal producto. Winston recaudó más de US $ 500,000 cuando lanzó una campaña de Kickstarter a principios de este año, y está extendiendo eso con más crowdfunding a través de Indiegogo