Para las familias que viven con menos de 200 dólares por mes, el acceso a viviendas seguras que brinden refugio tanto contra el peligro ambiental como físico es crítico. Las poblaciones vulnerables suelen ser las últimas en beneficiarse de la innovación. Es por esto que el diseñador suizo Yves Béhar, junto al equipo de su estudio Fuseproject, se asoció con New Story, una organización sin fines de lucro que trabaja con el objetivo de acabar con la carencia de vivienda global e ICON, una empresa de tecnología de la construcción dedicada a revolucionar la construcción de viviendas, para diseñar, planificar y construir la primera comunidad de viviendas impresa en 3D del mundo. El innovador proyecto beneficiaría a familias en América Latina que necesitan viviendas asequibles que se adapten a sus vidas cotidianas.

”Creemos que los diseñadores, constructores e innovadores tecnológicos tienen el potencial de aportar una velocidad y escala sin precedentes al diseño de viviendas que puede elevar el nivel de vida de algunas de las poblaciones más empobrecidas de todo el mundo. La impresión 3D, en particular, ofrece una herramienta nueva y poderosa para alcanzar este potencial y hacer avanzar esta misión.” dijo Yves Béhar.

El equipo de entornos de Fuseproject ha diseñado un conjunto de residencias impresas en 3D para grupos multigeneracionales, con las primeras casas programadas para ser impresas a finales de este año. Este equipo trabajó estrechamente con los futuros residentes para decidir sobre la selección de tierras y la planificación comunitaria. El modelo impreso en 3D desarrollado inicialmente el año pasado también se ha modificado para crear una versión que se puede adaptar a varias necesidades.

“Cuando hablamos con los miembros de la comunidad, nos dimos cuenta de que el diseño de una sola casa no responde a las necesidades y expectativas”, dijo Yves Béhar. “Esto nos llevó a diseñar un sistema que permite diferentes programas, factores climáticos y crecimiento para las familias y los espacios”.

Cada residencia ocupará un lote de 120 metros cuadrados y tendrá una superficie cubierta de 55 metros cuadrados. Esta infraestructura permitirá a las familias acceder a una cocina y comedor cubiertos al aire libre, y jardines para el mantenimiento de gallinas. Los muros de hormigón quedarán expuestos por dentro y por fuera, y estarán decorados con un patrón estriado como resultado de la impresión 3D. Los residentes también pueden elegir diferentes tonos de color para el concreto.

El equipo ha diseñado las casas para presentar un gran techo curvo que se extiende en la parte delantera y trasera para que actúe como un amortiguador contra la lluvia pesada. Las bases de las estructuras también se mejorarán y la construcción de muros se reforzará para reforzar las casas contra la actividad sísmica.

Los bloques de concreto perforados correrán a lo largo de la parte superior de las paredes para crear un espacio para la ventilación natural. En el interior, los arreglos serán predominantemente abiertos para fomentar aún más el flujo de aire.

Yves Béhar y New Story creen que este proyecto podría proporcionar un modelo para producir viviendas de alta calidad para las comunidades más pobres, como parte de una oferta mayor para reducir la carencia de vivienda en todo el mundo.

“Creemos que es nuestra responsabilidad desafiar los métodos tradicionales basados en procesos lineales que nunca alcanzarán a las más de mil millones de personas que necesitan hogares seguros”. dijo Brett Hagler, CEO de New Story.