Situada en la costa del Mar Negro, que conecta Rusia con el Mediterráneo, el Océano Atlántico y el Canal de Suez, está la ciudad de Novorossiysk, el puerto de embarque más grande de la nación y el tercero más activo de Europa por volumen de negocios. Con enlaces directos a las redes ferroviarias y de carreteras de Rusia, Novorossiysk también se ha convertido en un importante centro industrial.

Documentado en la antigüedad como un puerto especializado en cereales, la rica historia y las tradiciones de Novorossiysk como centro de comercio continúan en el diseño ganador de un nuevo plan maestro propuesto para el área por Zaha Hadid Architects, como parte de un concurso internacional. Este plan maestro integra nuevos espacios públicos y servicios para que los residentes y visitantes de la ciudad disfruten de la costa con instalaciones para organizar conferencias internacionales, ferias y congresos empresariales, así como seminarios profesionales y académicos.

Con sus edificios orientados perpendicularmente al mar para mantener las vistas desde la ciudad, el plan maestro se entrelaza con el tejido urbano de Novorossiysk en una configuración porosa que reconecta la ciudad con su costa, invitando a residentes y visitantes a atravesar entre edificios a través de plazas públicas, jardines y parques. Al restringir el acceso vehicular, el diseño crea oportunidades para el ocio al aire libre, los deportes y la recreación en el clima subtropical costero de la ciudad durante gran parte del año.

El plan maestro une sus funciones recreativas, culturales, corporativas y ecológicas dentro de una composición coherente que restablece el paseo marítimo de la ciudad como un importante espacio cívico que refleja el patrimonio marítimo de Novorossiysk. Un nuevo puerto pesquero, puerto deportivo y muelles son parte integral del plan maestro, lo que permite a los residentes y visitantes disfrutar de la orilla del mar en la que se fundó la ciudad.

El plan maestro de 13.9 hectáreas es un desarrollo gradual de nueve edificios principales con una superficie total de aproximadamente 300,000 metros cuadrados. Aplicando el concepto de ”instancing”, en el que nueve iteraciones de una sola forma evolucionan en un gradiente, la configuración de cada edificio se establece de acuerdo con su función, condiciones y requisitos únicos.

El modelo computacional digital desarrollado para este plan maestro en Novorossiysk funciona como una herramienta de planificación urbana que analiza muchas condiciones programáticas, ambientales y socioeconómicas diferentes para definir los nuevos edificios dentro del plan maestro. Así, la forma de estos edificios no es arbitraria, sino que están informadas por este modelo digital que considera simultáneamente varias iteraciones, incluido el programa, la orientación, el entorno, la altura y el volumen. Este modelo paramétrico permite a los diseñadores y partes interesadas acomodar las fluctuaciones funcionales, económicas y otras relacionadas con el tiempo que influyen en cada nueva fase de desarrollo, al tiempo que mantienen la visión arquitectónica primordial.

La primera fase del plan maestro incluirá instalaciones para eventos cívicos, culturales y corporativos, además del hotel; señalando la restauración del paseo marítimo de la ciudad en Tsemes Bay como un espacio público vibrante para los residentes y visitantes de Novorossiysk.

Más de 40 equipos de 13 países participaron en la competencia. El jurado incluyó arquitectos locales, nacionales, urbanistas y economistas junto con representantes de la región administrativa de Novorossiysk. Se espera que la construcción de la primera fase del plan maestro debe comenzar en la segunda mitad de 2019.