La dupla de interioristas Maite Fuentes y Laura Liberal -de Alapar Estudio– ha dado vida a la zapatería Ópalo en la ciudad de Tafalla, cuya imagen se centra en devolver el protagonismo al producto creando una boutique delicada y fresca en un local donde se potencian los diferentes matices del espacio con los diferentes materiales utilizados.

El espacio nuevo contaba con elementos como los espejos de la pared que fueron conservados, ya que daban carácter al espacio, a la vez que ayudaban a ampliarlo y a crear verticalidad visual. El ritmo que generan estos espejos con forma de media circunferencia en su parte superior, dio las pautas para realizar con una forma similar, el hueco de la zona de almacén haciendo de este arco uno de los elementos figurativos del espacio.

El local es más reducido que el que tenían anteriormente las propietarias de la zapatería, por lo que se trabajaron las alturas para poder mostrar la mayor cantidad de producto posible de una manera ordenada.

La pintura de la pared rosa zonifica el espacio de mostrador del de exposición y transmite feminidad y delicadeza. Por su lado, el gris del suelo da una sensación de amplitud; la cortina del almacén es del mismo tono para que suelo y pared parezcan fusionarse. Se realizó un mueble de carpintería colocado delante del espejo pero sin taparlo totalmente para que fuera integrado en el espacio. El módulo bajo en dorado, sirve de almacenaje mientras que la trasera y los estantes están en blanco creando diferentes composiciones en el espacio. Al otro lado, se instalan estantes repetidos en blanco, del mismo color que la pared, para potenciar el producto que se muestra y crear una zona de exposición cambiante en función de la temporada.