Desde los orígenes de la arquitectura, el hombre ha sentido un impuso atávico por conectar, de una u otra manera, los entornos construidos con la naturaleza. Con esto en mente, los arquitectos Oliver Thomas y Keyan Rahimzadeh han usado ese impulso instintivo, también conocido como biofilia, para hacer frente al problema de la densificación en altura a partir de un enfoque orientado en la arquitectura, la ingeniería y la construcción. Leer más