Leonardo Puppo es el diseñador industrial de nacionalidad argentina que, a través de su estudio Mestizodisenio, desarrolla accesorios para el hogar, productos que además de brindar utilidad práctica, buscan sorprender al usuario con beneficios intangibles, atributos sensoriales expresivos e instrumentales propios de la incesante experimentación. Los nuevos integrantes de la familia Mestizo, Banco Oboi y las Mesas rusas, proponen cambiar algunos hábitos, ”tomar” y tal vez ”ocupar” las cosas de manera apenas distinta, pero siempre con la impronta sugestiva que caracteriza a la marca.

Mestizo inaugura sus ”Tiradas Limitadas” con Banco Oboi, se trata de ediciones acotadas a un número limitado de productos. Oboi llega naturalmente, para darle un remate silvestre al hogar. Un complemento rústico, que se refiere a lo fundamental de sentarse, de apariencia salvaje es un macizo de Ciprés con dos zonas de agarre tipo ”orejas”, muy convenientes para su manipulación. Se presenta en dos terminaciones, Taku (quemada) y otra tipo ahumada.

”Ambas forman parte de técnicas que utilizo para versionar ciertos productos de Mestizo, y que se desprenden de un antiguo procedimiento japonés al fuego llamado Yakisugi, el cual dota a la pieza de gran resistencia y durabilidad, además de conferirle un aspecto muy particular.” cuenta Leonardo Puppo.

Las Mesas rusas son un dúo que se complementa y ofrece variadas configuraciones de color, desde monocromáticas  hasta tricolores, capaces de adaptarse a cualquier entorno. Una pareja de soportes auxiliares, las cuales presentan un rasgo distintivo, un asa centrada en su tablero brinda la posibilidad de manipularlas y remite directamente a las populares pesas rusas.  Se comercializan de a par en dos alturas complementarias y pueden combinarse colores de tablero, asa y patas, posibilitando versiones de todo tipo.